VITAMINA C LASCA

1515 | Laboratorio LASCA

Descripción

Principio Activo: Ascórbico ácido,
Acción Terapéutica: Vitaminas, minerales, oligoelementos

Composición

Cada ml contiene: ácido ascórbico 100mg, excipientes cs.

Presentación

Fco. gotero con 15ml. VITAMINA C LASCALASCA500mgActivador del metabolismo celular.

Indicaciones

Tratamiento complementario de vitamina C. El ácido ascórbico se recomienda para el tratamiento y la prevención del escorbuto. Los síntomas de la deficiencia leve pueden incluir desarrollo anormal de huesos y dientes, gingivitis, sangrado de las encías y dientes flojos. Los estados febriles, las enfermedades crónicas y las infecciones (neumonía, tos ferina, tuberculosis, difteria, sinusitis, fiebre reumática, etc.) aumentan los requerimientos de ácido ascórbico. Los niños prematuros o inmaduros necesitan cantidades relativamente grandes de esta vitamina. En el caso de trastornos sanguíneos, vasculares, quemaduras y retardo en la curación de heridas y fracturas está indicado aumentar la ingestión diaria.

Dosificación

La dosis promedio de vitamina C para prevención en adultos es de 70 a 150mg diarios. En presencia de escorbuto se recomiendan dosis de 300mg a 1g al día. Sin embargo, se han administrado hasta 6g por vía parenteral en adultos normales sin encontrar evidencia alguna de toxicidad. Dosis de 300 a 500mg diarios durante una semana o 10 días antes y después de una intervención quirúrgica generalmente se consideran adecuadas para acelerar la curación de las heridas, aunque se han recomendado cantidades bastante mayores. Para el tratamiento de quemaduras, las dosis se determinan según la extensión del tejido dañado. Para quemaduras graves, se recomiendan dosis diarias de 1 a 2g. Iguales dosis se recomiendan como antiinfeccioso y estimulante de las defensas en cuadros gripales virósicos. En estas circunstancias en las que los requerimientos de vitamina C están aumentados parecen adecuadas dosis de 3 a 5 veces mayores que los requerimientos diarios óptimos.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al componente de la fórmula, úlcera péptica o gastritis.

Reacciones Adversas

Los efectos adversos debidos a la vitamina C son raros, pero puede ocurrir náuseas, vómito, acidez, cólicos abdominales, fatiga, dolor de cabeza, insomnio y somnolencia. En algunos casos la vitamina C favorece la litiasis renal y puede provocar gastritis. Puede presentarse dolor leve y transitorio en el sitio de la inyección intramuscular o subcutánea. La administración intravenosa demasiado rápida puede causar desmayo transitorio o mareo.

Precauciones

La ingestión de dosis elevadas de vitamina C a lo largo de un período prolongado puede dar como resultado un aumento del metabolismo de la vitamina. La suspensión de la administración puede precipitar escorbuto. Puede ocurrir un efecto similar en recién nacidos de madres que toman dosis elevadas. Los pacientes con diabetes, pacientes con propensión a cálculos renales recurrentes, los que van a someterse a exámenes de sangre oculta en heces, y aquellos con dietas restringidas de sodio o en tratamiento con anticoagulantes no deberán tomar dosis excesivas de vitamina C durante períodos largos. Restricciones de uso: utilización en el embarazo: no deben tomarse dosis altas en el embarazo. En condiciones normales no se requiere administrar en el embarazo dosis superiores a los 100mg al día y, en cualquier caso, siempre por indicación del médico. Aunque no hay evidencia de efectos perjudiciales, la seguridad fetal de las dosis altas de vitamina C no ha sido establecida. Se han dado casos de anencefalia con altas dosis, no obstante, la asociación no es definitiva. El acostumbramiento del feto a dosis altas durante la gestación puede originar escorbuto en el neonato, como consecuencia del cese del aporte materno. Utilización en el período de lactancia: la vitamina C es excretada en la leche materna de manera proporcional a la ingesta de ésta. El acostumbramiento del neonato a dosis elevadas durante la lactancia puede originar escorbuto cuando se produzca el destete.

Farmacocinética

Vitamina C se absorbe en forma rápida y completa en el tracto intestinal, de manera que se encuentra muy poco en las heces; dicha absorción puede estar disminuida en los casos de diarrea intensa. Una vez absorbido pasa a la sangre de 1,5mg/dl o 15mg/ml, y es mucho más llevada en los leucocitos que en el plasma. Dicha concentración aumenta después de su administración, pero rápidamente desciende debido al almacenamiento en los tejidos, su biotransformación y excreción urinaria. El almacenamiento se realiza en todos los órganos, pero su concentración es mayor en los de gran actividad metabólica como: la hipófisis, suprarrenal, timo, hígado, riñón, cerebro, glándulas sexuales y tiroides. El ácido ascórbico se excreta por filtración glomerular y reabsorción tubular; al eliminarse el ácido ascórbico como tal en la orina, la acidifica en forma manifiesta (lo que puede tener aplicación terapéutica), la acidificación a nivel de los túbulos renales lleva a un aumento de la reabsorción tubular de las drogas que son ácidos débiles como el ácido acetilsalicílico, con aumento de la concentración de salicilato en sangre si se administra vitamina C.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play