PIPORTIL L4

1741 | Laboratorio SANOFI-AVENTIS

Descripción

Principio Activo: Pipotiazina,
Acción Terapéutica: Antipsicóticos

Composición

Cada ampolla contiene: éster palmítico de pipotiazina 25mg y 100mg, vehículo cbp 1ml y 4ml.

Presentación

Caja con 1 ampolla de 1ml con 25mg. Caja con 1 ampolla de 4ml con 100mg.

Indicaciones

Neuroléptico fenotiacínico indicado en psicosis crónicas, particularmente: esquizofrenia, independientemente del cuadro clínico, psicosis alucinatoria crónica, estados crónicos de alucinaciones coléricas o interpretacionales.

Dosificación

Adultos:la dosis promedio es de 75mg por vía intramuscular. Esta dosis puede variar entre 25 y 200mg de acuerdo a la gravedad de los síntomas y a la respuesta del paciente. Sujetos de edad avanzada, pacientes con epilepsia, encefalopatía, alcoholismo o desequilibrio psicológico: la dosis administrada inicialmente debe ser baja (aproximadamente 25mg), e incrementarse gradualmente si es necesario. Niños:la dosis de inicio es entre 12,5 y 50mg, dependiendo de la edad, pero sin exceder 25 a 100mg. PIPORTIL® L4 debe administrarse aproximadamente cada 4 semanas. Modo de administración: PIPORTIL® L4 se administra por inyección intramuscular profunda. No debe usarse la vía intravenosa. Por lo general, el tratamiento se inicia en el hospital, aunque también puede iniciarse de manera ambulatoria. En la mayoría de los casos, la administración de PIPORTIL® L4 se usa después de una terapia neuroléptica oral. En los pacientes que no hayan recibido previamente algún tratamiento con neurolépticos, debe valorarse primero la tolerancia a un neuroléptico principal, tanto con formas farmacéuticas orales como intramusculares. Sólo deben usarse jeringas de vidrio debido a la presencia de excipientes oleosos.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la pipotiazina o a los componentes de la fórmula. Riesgo de glaucoma de ángulo cerrado. Riesgo de retención urinaria debida a trastornos uretroprostáticos. Enfermedad de Parkinson. Historia de agranulocitosis, porfiria. Asociación con levodopa (véase Interacciones).

Reacciones Adversas

La intensidad de ciertas reacciones adversas varía de acuerdo a las propiedades farmacológicas de cada neuroléptico. Al inicio del tratamiento con dosis bajas: disfunción autónoma:hipotensión ortostática. Efectos anticolinérgicos como boca seca, estreñimiento, visión borrosa, retención urinaria. Reacciones neuropsiquiátricas:sedación o somnolencia que es más marcada al inicio del tratamiento. Indiferencia, reacciones de ansiedad, cambios de humor.Con dosis altas:discinesia temprana (tortícolis espasmódica, crisis oculógiras, trismus, etc.). La discinesia tardía puede presentarse durante la terapia prolongada. Los fármacos antiparkinsónicos anticolinérgicos son ineficaces y pueden exacerbar los síntomas. Síndrome extrapiramidal:acinesia acompañada o no de hipertonía y, particularmente, aliviada por fármacos antiparkinsónicos anticolinérgicos. Hipercinesia-hipertonía, excitación motora. Acatisia. Trastornos metabólicos y endocrinos:impotencia, frigidez. Hiperprolactinemia; amenorrea, galactorrea, ginecomastia. Aumento de peso. Desregulación térmica. Hiperglucemia; deterioro de la tolerancia a la glucosa. En raras ocasiones y no dependientes de la dosis: reacciones cutáneas: reacciones cutáneas alérgicas. Fotosensibilización. Trastornos hematológicos: casos raros de agranulocitosis: se recomienda realizar biometrías hemáticas frecuentes. Leucopenia. Trastornos oftalmológicos:disminución del tono ocular. Depósitos parduscos sobre el segmento anterior del ojo debido a la acumulación del fármaco, por lo general, sin efectos sobre la visión. Otras:serología positiva para anticuerpos antinucleares sin lupus eritematoso clínicamente manifiesto. Posibilidad de ictericia colestásica.

Precauciones

Síndrome maligno neuroléptico:el tratamiento con PIPORTIL® L4 debe ser descontinuado inmediatamente en caso de fiebre inexplicable, debido a que esto puede ser un síntoma de síndrome maligno neuroléptico, el cual ha sido descrito con la terapia neuroléptica y cuyas manifestaciones clínicas incluyen palidez, hipertermia y disfunción autónoma. Aun cuando este efecto de los neurolépticos puede ser de origen idiosincrásico, los factores predisponentes incluyen la deshidratación o las enfermedades cerebrales orgánicas. En caso de fiebre o infección, debe realizarse un hemograma, debido a que se ha reportado que se presenta agranulocitosis. Precauciones para su uso:debido a que puede variar la susceptibilidad individual a los derivados de la pipotiazina, se recomienda valorar la eficacia y tolerabilidad de PIPORTIL® L4 en cada paciente, iniciando la terapia con dosis bajas en un hospital, y continuando el tratamiento en el paciente ambulatorio bajo estrecha supervisión médica. Debe supervisarse estrechamente y monitorearse el EEG en los pacientes epilépticos, debido a una posible disminución del umbral epiléptico. El consumo de alcohol no es aconsejable durante el tratamiento. PIPORTIL® L4 puede ser usado con precaución en los pacientes con enfermedad de Parkinson que requieren terapia neuroléptica. También debe tenerse precaución cuando PIPORTIL® L4 se administra a: sujetos de edad avanzada, debido a su mayor susceptibilidad a la sedación e hipotensión ortostática; pacientes con enfermedades cardiovasculares graves, debido a alteraciones de parámetros electrofisiológicos y hemodinámicos (especialmente hipotensión); pacientes con insuficiencia renal y/o hepática, debido al riesgo de sobredosis. Los pacientes, especialmente los que conducen vehículos u operan maquinaria, deben ser prevenidos sobre el riesgo de somnolencia asociado con este fármaco en especial al inicio del tratamiento.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

Otros medicamentos de SANOFI-AVENTIS

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play