TRANQUINAL

1430 | Laboratorio BAGO

Descripción

Principio Activo: Alprazolam,
Acción Terapéutica: Sedantes

Composición

Cada comprimido contiene: alprazolam 0,25mg, 0,5mg, 1mg y 2mg, excipientes cs.

Presentación

TRANQUINAL 0,25 y TRANQUINAL 2: env. con 50 comprimidos. TRANQUINAL 0,5 y TRANQUINAL 1: env. con 50 comprimidos.

Indicaciones

Embarazo, lactancia. Hipersensibilidad a las benzodiazepinas. Glaucoma de ángulo cerrado.

Dosificación

Como posología media de orientación, se aconseja: iniciar el tratamiento con 0,25mg o 0,5mg, dos o tres veces diarias, dosis que podrá aumentarse según la evolución del paciente, sin superar los 4mg diarios. En pacientes debilitados o ancianos, se sugiere iniciar el tratamiento con 0,25mg dos o tres veces diarias. Y aumentar la dosis cuando lo requiera el control del cuadro clínico y la tolerancia del paciente lo permita.

Contraindicaciones

Embarazo, lactancia. Hipersensibilidad a las benzodiazepinas. Glaucoma de ángulo cerrado.

Precauciones

La ingestión de alcohol y otros fármacos depresores del SNC puede potenciar los efectos de TRANQUINAL. También debe asegurarse que su prescripción no modifique la atención, antes de autorizar el manejo de vehículos o maquinarias a pacientes que reciban este medicamento. La suspensión del tratamiento debe efectuarse gradualmente reduciendo la dosis en no más de 0,5mg cada tres días. Puede administrarse a pacientes con glaucoma de ángulo abierto, que reciban tratamiento adecuado para su afección oftalmológica. Este medicamento no está indicado en el tratamiento de psicosis. No se ha establecido la eficacia y seguridad del alprazolam en pediatría. Al igual que con todas las benzodiazepinas, el uso de alprazolam en altas dosis y por tiempo prolongado (más de 4mg/día por más de 8 a 12 semanas), puede dar lugar a un cierto grado de dependencia física o psíquica que se manifiesta por algunos signos al suprimir la medicación, pudiendo llegar a presentarse desde disforia leve e insomnio a un síndrome complejo incluyendo calambres musculares y abdominales, vómitos, transpiración profusa, temblores y convulsiones. Se han descripto raros casos donde esta sintomatología apareció con el uso de dosis habituales, sobre todo en sujetos con antecedentes de dependencia (alcohólicos). La mayoría de las veces el cuadro aparece ante la suspensión brusca del tratamiento o el descenso brusco de las dosis. En ciertos casos resulta difícil determinar si se trata de síntomas desencadenados por interrupción del tratamiento o de la reaparición de síntomas iniciales que motivaron la prescripción de alprazolam. En general, en el síndrome por supresión se presentan síntomas nuevos que declinan con el tiempo.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play