INFRATEN D

1131 | Laboratorio LASCA

Descripción

Principio Activo: Enalapril,Hidroclorotiazida,
Acción Terapéutica: Antihipertensivos

Composición

Cada comprimido ranurado contiene: enalapril maleato 20mg, hidroclorotiazida 12,5mg, excipientes cs.

Presentación

Cajas con 20 y 30 comprimidos ranurados.

Indicaciones

INFRATEN D está indicado en los casos de hipertensión arterial en que es apropiado emplear un tratamiento combinado. INFRATEN D es sumamente eficaz en el tratamiento de la hipertensión arterial. Los efectos antihipertensivos de sus dos componentes son aditivos y duran 24 horas por lo menos. El porcentaje de pacientes hipertensos que responden satisfactoriamente al tratamiento con INFRATEN D es mayor que con uno u otro de sus componentes por separado.

Dosificación

Hipertensión:en la hipertensión la dosificación usual es de un comprimido al día. Si es necesario, se puede aumentar a dos comprimidos una vez al día. Tratamiento diurético previo:pueden aparecer síntomas de hipotensión tras la primera dosis de INFRATEN D, sobre todo en pacientes con disminución del volumen circulante o déficit de sal como resultado de un tratamiento previo con diuréticos. Se debe suspender la administración del diurético dos o tres días antes de empezar el tratamiento con INFRATEN D. Insuficiencia renal:las tiacidas pueden no ser diuréticos apropiados para pacientes con deterioro renal, y son ineficaces cuando la depuración de creatinina es de 30ml/min o menos (es decir, en la insuficiencia renal moderada o intensa). En pacientes con depuración de la creatinina mayor de 30 y menor de 80ml/min, sólo se debe usar INFRATEN D después de ajustar la dosificación de cada uno de sus componentes por separado. Cuando se usa enalapril maleato solo, la dosis inicial recomendada en casos de insuficiencia renal leve es de 5 a 10mg.

Contraindicaciones

Anuria. Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de este producto o antecedentes de edema angioneurótico, relacionado con la administración de un inhibidor de la ECA. Hipersensibilidad a otros medicamentos sulfonamídicos.

Reacciones Adversas

INFRATEN D es generalmente bien tolerado. En los estudios clínicos, los efectos colaterales han sido casi siempre leves y pasajeros, y en la mayoría de los casos no ha sido necesario interrumpir el tratamiento. Los efectos colaterales clínicos más comunes fueron mareo y fatiga, que generalmente respondieron a la reducción de la dosificación y rara vez hicieron necesario suspender el tratamiento. Otros efectos colaterales, observados en 1 a 2% de los pacientes, fueron calambres musculares, náuseas, astenia, efectos ortostáticos, incluyendo hipotensión, cefalea, tos e impotencia. Otros efectos colaterales menos frecuentes son: cardiovasculares:síncope, hipotensión arterial, palpitaciones, taquicardia, dolor en el pecho. Gastrointestinales:pancreatitis, diarrea, vómito, dispepsia, dolor abdominal, flatulencia, estreñimiento. Neurológicos y psíquicos:insomnio, somnolencia, parestesias, vértigo, nerviosismo. Respiratorios:disnea. Cutáneos:síndrome de Stevens-Johnson, erupción, prurito, diaforesis. Otros:disfunción renal, insuficiencia renal, disminución de la libido, sequedad de boca, gota, tinnitus, artralgia. Se ha observado un complejo sintomático que puede incluir fiebre, serositis, vasculitis, mialgia, miositis, artralgia/artritis, anticuerpos antinucleares, aumento de la velocidad de sedimentación globular, eosinofilia y leucocitosis. También puede ocurrir erupción, fotosensibilidad u otras manifestaciones cutáneas. Hipersensibilidad/edema angioneurótico:ha habido raros casos de edema angioneurótico de la cara, las extremidades, los labios, la lengua, la glotis y/o la laringe.

Precauciones

Hipotensión arterial y desequilibrio hídrico o electrolítico:como ocurre con todos los tratamientos antihipertensivos, algunos pacientes pueden presentar síntomas de hipotensión. Se debe vigilar la aparición de signos de desequilibrio hídrico o electrolítico, como disminución del volumen circulante, hiponatremia, alcalosis hipoclorémica, hipomagnesemia o hipopotasemia, que pueden ocurrir si hay diarrea o vómitos intercurrentes. En esos casos se deben efectuar determinaciones periódicas de los electrólitos séricos a intervalos adecuados. Se debe prestar particular atención al tratar a pacientes con cardiopatía isquémica o enfermedad cerebrovascular, en los que una disminución excesiva de la presión arterial podría ocasionar un infarto del miocardio o un accidente cerebrovascular. Si se produce hipotensión, se debe poner al paciente en decúbito y, si es necesario, se le debe administrar solución salina isotónica por vía intravenosa. Una respuesta hipotensiva pasajera no constituye una contraindicación para continuar el tratamiento con INFRATEN D. Después de restablecer el volumen circulante efectivo y la presión arterial, se puede reanudar el tratamiento con una dosificación menor o con dosis adecuadas de uno solo de los componentes.Deterioro de la función renal:las tiacidas pueden no ser diuréticos apropiados para pacientes con deterioro renal, y son ineficaces cuando la depuración de creatinina es de 30ml/min o menos (es decir, en la insuficiencia renal moderada o intensa). No se debe administrar INFRATEN D a pacientes con deterioro de la función renal (con depuración de la creatinina menor de 80ml/min) hasta que el ajuste de las dosificaciones de sus componentes individuales haya mostrado que las dosis necesarias son precisamente las que existen en los comprimidos combinados. Algunos pacientes hipertensos sin indicios de enfermedad renal preexistente han presentado aumentos generalmente leves y transitorios de la urea sanguínea y de la creatinina sérica cuando se les ha administrado enalapril al mismo tiempo que un diurético. Si así ocurre durante el tratamiento con INFRATEN D, se debe suspender la administración de esta combinación. Quizá se pueda reanudar el tratamiento con una dosificación menor, o con dosis adecuadas de sólo uno de los componentes. Enfermedad hepática:las tiacidas se deben usar con precaución en pacientes con deterioro de la función hepática o enfermedad hepática progresiva, pues alteraciones pequeñas del equilibrio hídrico y electrolítico pueden precipitar un coma hepático. Cirugía/anestesia:en los pacientes sometidos a operaciones de cirugía mayor o durante la anestesia con agentes que provocan hipotensión, el enalapril bloquea la formación de angiotensina II inducida por la liberación compensadora de renina. En esos casos, si se considera que la hipotensión es producida por este mecanismo, se puede corregir aumentando el volumen plasmático. Efectos metabólicos y endocrinológicos:las tiacidas pueden disminuir la tolerancia a la glucosa, por lo que puede ser necesario ajustar la dosificación de los agentes antidiabéticos, incluyendo la insulina. Las tiacidas pueden disminuir la excreción urinaria de calcio y causar aumentos intermitentes y leves del calcio sérico. Una hipercalcemia intensa puede ser indicio de un hiperparatiroidismo oculto. Se debe suspender la administración de tiacidas antes de realizar pruebas de la función paratiroidea. El tratamiento con tiacidas puede asociarse con aumentos de las concentraciones de colesterol y de triglicéridos, pero con la dosis de 12,5mg que contiene INFRATEN D el efecto observado fue mínimo o nulo. En ciertos pacientes, el tratamiento con tiacidas puede precipitar hiperuricemia y/o gota. Sin embargo, el enalapril maleato puede aumentar la excreción urinaria de ácido úrico y atenuar así el efecto hiperuricémico de la hidroclorotiazida. Hipersensibilidad/edema angioneurótico:se han reportado raros casos de edema angioneurótico en la cara, las extremidades, los labios, la lengua, la glotis y/o la laringe en pacientes tratados con inhibidores de la ECA, incluyendo el enalapril maleato, lo cual puede ocurrir en cualquier momento durante el tratamiento. En esos casos se debe suspender de inmediato la administración del medicamento y vigilar adecuadamente al paciente hasta asegurarse de que los síntomas han cedido por completo. Cuando el edema se ha limitado a la cara y los labios, generalmente ha cedido sin ningún tratamiento, aunque la administración de antihistamínicos ha sido útil para aliviar los síntomas. El edema angioneurótico de la laringe puede ser mortal. Si el edema afecta a la lengua, la glotis o la laringe, puede llegar a provocar obstrucción respiratoria, por lo que se debe administrar rápidamente el tratamiento apropiado, como solución de epinefrina al 1:1,000 (0,3 a 0,5ml) por vía subcutánea. Los pacientes con antecedentes de edema angioneurótico por otras causas pueden hallarse en mayor riesgo de presentarlo al ser tratados con un inhibidor de la ECA. En pacientes que están recibiendo tiacidas, pueden ocurrir reacciones de hipersensibilidad, con o sin antecedentes de alergia o de asma bronquial. Se ha observado exacerbación o activación del lupus eritematoso diseminado durante el uso de tiacidas. Pacientes en hemodiálisis:INFRATEN D no está indicado en pacientes que requieren diálisis por insuficiencia renal. Han ocurrido reacciones anafilactoides en pacientes dializados con membranas de alto flujo y tratados al mismo tiempo con un inhibidor de la ECA. En esos pacientes se debe considerar el empleo de otro tipo de membrana de diálisis o de otra clase de agente antihipertensivo. Tos:durante el empleo de inhibidores de la ECA se ha observado la aparición de tos, que característicamente es seca, persistente y cesa al suspender el tratamiento. Se debe considerar esa posibilidad en el diagnóstico diferencial de la tos. Empleo en niños:no se han determinado la seguridad ni la eficacia de este producto en niños. Pacientes de edad avanzada:en los estudios clínicos, la eficacia y la tolerabilidad de la administración concomitante de enalapril maleato e hidroclorotiazida fueron similares en pacientes hipertensos de edad avanzada y en otros más jóvenes. Restricciones de uso: empleo durante el embarazo:no se recomienda usar INFRATEN D durante el embarazo. Si se detecta éste durante el tratamiento, se debe suspender lo más pronto posible la administración de INFRATEN D, a menos que se considere indispensable para salvar la vida de la madre. Los inhibidores de la ECA pueden causar morbilidad y mortalidad fetal y neonatal cuando se administran a mujeres embarazadas durante el segundo y el tercer trimestre. El uso de inhibidores de la ECA durante ese período se ha asociado con trastornos fetales y neonatales como hipotensión, insuficiencia renal, hiperpotasemia y/o hipoplasia craneal. Ha habido casos de oligohidramnios, que representa probablemente una disminución de la función renal del feto y que puede ocasionar contracturas de las extremidades, deformaciones craneofaciales e hipoplasia pulmonar. Estos efectos adversos sobre el embrión y el feto no parecen ocurrir cuando la exposición intrauterina al inhibidor de la ECA se limita al primer trimestre. No se recomienda el uso rutinario de diuréticos en embarazadas sanas, pues expone a la madre y al feto a un riesgo innecesario, que incluye ictericia fetal o neonatal, trombocitopenia y, posiblemente, otras reacciones adversas que han ocurrido en adultos. Si se emplea INFRATEN D durante el embarazo, se debe informar a la paciente sobre el riesgo potencial para el feto. En los raros casos en que se considere indispensable usarlo durante el embarazo, se deben realizar exámenes en serie por ultrasonografía para determinar las condiciones intraamnióticas. Si se detecta oligohidramnios se debe suspender la administración de INFRATEN D, a menos que se considere que es indispensable para salvar la vida de la madre. Sin embargo, tanto las pacientes como los médicos deben tener presente que el oligohidramnios puede no aparecer hasta después de que el feto ha sufrido daños irreversibles. Se debe vigilar estrechamente a los recién nacidos cuyas madres tomaron INFRATEN D durante el embarazo, para detectar hipotensión, oliguria o hiperpotasemia. El enalapril, que pasa a través de la placenta, ha sido extraído de la sangre de recién nacidos por diálisis peritoneal con algún beneficio clínico, y teóricamente también se puede extraer por exanguinotransfusión. No hay experiencia respecto a la extracción de la hidroclorotiazida (que también pasa a través de la placenta) de la sangre del recién nacido. Madres lactantes:tanto el enalapril como las tiacidas aparecen en la leche materna, por lo que si se considera indispensable emplear este medicamento, la paciente debe dejar de amamantar. El uso de inhibidores de la ECA durante el segundo o tercer trimestre del embarazo puede causar lesiones y muerte al feto. También se han observado prematuridad, retardo del crecimiento intrauterino y persistencia del conducto arterioso, pero no es claro si estas anormalidades fueron debidas a la exposición al inhibidor de la ECA. Si se administran inhibidores de la ECA durante el embarazo y se observa oligohidramnios, puede ser apropiado efectuar una prueba de estrés fetal por contracciones, una prueba sin estrés o un perfil biofísico, según el número de semanas del embarazo. Se debe vigilar estrechamente a los recién nacidos que han estado expuestos in útero a inhibidores de la ECA, para detectar hipotensión, oliguria o hiperpotasemia. Si hay oliguria, se debe aplicar para sostener la presión arterial y la perfusión renal.

Farmacocinética

Enalapril maleato:el enalapril maleato administrado por vía oral se absorbe 60 % aproximadamente y produce concentraciones séricas máximas de enalapril en un término de una hora. Tras su absorción, el enalapril por hidrólisis en el hígado se convierte rápida y extensamente a enalaprilato, que es un potente inhibidor de la ECA. El enalaprilato alcanza concentraciones máximas en el suero tres a cuatro horas después de la administración de una dosis de enalapril maleato por vía oral. El enalapril es excretado principalmente por vía renal. Los componentes principales en la orina son enalaprilato, que representa aproximadamente 40% de la dosis administrada, y enalapril intacto. Excepto por su conversión en enalaprilato, no hay indicios de ninguna otra transformación metabólica significativa del enalapril. Unión proteica del enalaprilato del 50 a 60%. La curva de concentración sérica del enalaprilato muestra una fase terminal prolongada, asociada al parecer con su unión con la ECA. En sujetos con función renal normal, las concentraciones séricas de enalaprilato alcanzaron su estado de equilibrio al cuarto día de administración de enalapril maleato. La semivida efectiva para la acumulación de enalaprilato tras la administración de dosis repetidas de enalapril maleato por vía oral es de 11 horas. La absorción del enalapril maleato no es modificada por la presencia de alimentos en el conducto digestivo. Los porcentajes de absorción y de hidrólisis del enalapril son similares con las diversas dosis comprendidas dentro de los límites terapéuticos recomendados. Hidroclorotiazida:se absorbe rápidamente por el tubo digestivo. Biodisponibilidad de aproximadamente 65 - 70%. La hidroclorotiazida no es metabolizada, sino que es eliminada rápidamente por el riñón. Vida media plasmática entre 5,6 y 14,8 horas. Concentración pico 4 horas aproximadamente. En 24 horas se elimina sin cambio por lo menos 61% de la dosis administrada por vía oral. La hidroclorotiazida atraviesa la barrera placentaria, pero no la hematoencefálica, y es excretada con la leche materna. Enalapril maleato + hidroclorotiazida:la administración concomitante de dosis múltiples de enalapril maleato y de hidroclorotiazida tiene poco o ningún efecto sobre la biodisponibilidad de los dos medicamentos. La asociación de estos fármacos es bioequivalente a la administración concomitante de los dos fármacos por separado.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play