Tiabendazol

 

Acción Terapéutica

Antihelmíntico.
Publicidad

Propiedades

Vermicida derivado del bencimidazol; inhibe la fumarato reductasa, enzima específica de los helmintos. Aunque también puede ser ovicida y larvicida, no tiene efecto sobre las larvas de Trichinella spiralis enquistadas en músculo. También tiene acciones antiinflamatorias, analgésicas, antipiréticas, antimicóticas y escabicidas leves. Se absorbe bien y con rapidez en el tracto gastrointestinal. Se metaboliza en el hígado en forma rápida y casi por completo a conjugados de 5-hidroxitiabendazol, un sulfato o un glucurónido inactivos. El tiempo hasta obtener la concentración máxima de tiabendazol y metabolitos es de 1 a 2 horas. Se elimina por vía renal, hasta 90% o más como metabolitos inactivos en 48 horas.

Indicaciones

Estrongiloidosis, toxocariasis, triquinosis causada por Trichinella spiralis.

Dosificación

Adultos: capilariasis 25mg/kg una vez al día durante 20 a 30 días. Estrongiloidosis: 25mg/kg, dos veces al día durante un período de 2 días o 50mg/kg como dosis única. Triquinosis: 25mg/kg dos veces al día durante 2 a 7 días. Dosis máxima para adultos: hasta 3g diarios.

Reacciones Adversas

Los metabolitos también pueden originar efectos adversos. Artralgias, escalofríos, fiebre, rash cutáneo o prurito, cansancio o debilidad no habituales (hipersensibilidad, síndrome de Stevens-Johnson). De incidencia rara: visión borrosa, entumecimiento u hormigueo en manos y pies. Mareos, anorexia, náuseas, vómitos, diarrea, cefaleas, somnolencia.

Precauciones y Advertencias

Se recomienda cumplir en forma estricta el ciclo del tratamiento; en algunas infecciones puede requerirse un segundo ciclo. Debe tomarse preferiblemente después de las comidas, para minimizar los efectos secundarios comunes tales como náuseas, vómitos, mareos o anorexia. Los pacientes con disfunción renal o hepática pueden requerir una reducción de la dosis.

Contraindicaciones

Deberá evaluarse la relación riesgo-beneficio en presencia de disfunción hepática o renal.

Riesgo en el embarazo

Existen efectos secundarios en fetos de animales de experimentación. No hay hasta el momento estudios adecuados en los seres humanos, por lo que se desconocen los riesgos de su utilización en mujeres embarazadas. La terapia medicamentosa sólo es válida cuando el problema de salud indica sin lugar a dudas, la necesidad de su empleo.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2022.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play