SULDITEN

2496 | Laboratorio PARAFARMA

Descripción

Principio Activo: Sulfametoxazol + trimetoprima,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Cada 5 ml contiene: trimetoprima 40mg, sulfametoxazol 200mg, excipientes csp 5ml.

Presentación

Caja con frasco por 50ml de SULDITEN Suspensión.

Indicaciones

SULDITEN está indicado en infecciones respiratorias superiores e inferiores causadas por bacilos gram (-):neumonía, bronconeumonía, absceso pulmonar, exacerbaciones agudas de las bronquitis crónicas. Infecciones gastrointestinales:fiebre tifoidea, disentería bacilar, cólera, brucelosis. Infecciones genitourinarias:chancroide o chancro blando, gonorrea. Infecciones dérmicas por cocos gram (+):abscesos, forúnculos, panadizos, amigdalitis, faringitis, sinusitis, otitis media aguda provocada por gérmenes sensibles a esta asociación farmacológica.

Dosificación

Niños de 6 semanas a 6 meses:½ cucharadita (2,5ml) cada 12 horas. De 7 meses a 1 año:1 cucharadita (5ml) cada 12 horas. Adultos:1 cucharadita (10ml) cada 12 horas.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la asociación sulfametoxazol-trimetoprima. Insuficiencia hepática o renal grave. No debe administrarse a recién nacido por el riesgo de producir kernicterus. Embarazo, afecciones graves del parénquima hepático.

Reacciones Adversas

Puede presentarse alergias, erupciones cutáneas, fotosensibilidad, cefaleas, edema.

Precauciones

En ciertos casos, pueden presentarse: cefaleas, mareos, diarrea, náuseas y vómitos. Los efectos neutrópenicos de la trimetoprima pueden dar lugar a mayor incidencia de infecciones microbianas, retraso en la cicatrización y hemorragia gingival. Precauciones en pacientes con anemia hemolítica, en personas sensibles a las sulfamidas e hipersensibilidad a la droga.

Farmacocinética

SULDITEN Suspensión mediante la acción sinérgica de trimetoprima-sulfametoxazol, producen un efecto bactericida, bloqueando selectivamente la conversión del ácido dihidrofólico a su forma funcional, lo que interfiere en la producción del ácido nucleico y proteínas bacterianas. Las bacterias sensibles son las que han de sintetizar el ácido fólico. Se metaboliza en la hígado y se elimina por vía renal por filtración glomerular con secreción tubular y reabsorción del producto activo y de los metabolitos.

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play